Hola compañeros, se nos ha hecho larguísimo, pero ya se pasó el primer mes del año y, por desgracia, seguimos sin poder vernos. Hace casi un año que las malditas condiciones en que nos tiene el Covid nos obligaron a cerrar el local y pocos días han sido en los que hemos tenido alguna tregua para podernos ver.
Sé que a muchos les parece absurdo seguir pagando el alquiler de un local del que no podemos disfrutar, pero os digo que hay muchos que piensan que mientras se pueda, debemos seguir conservándolo, pues cuando pase todo habrá más necesidad que nunca de estar con amigos, de sentirnos acompañados, volver a reír por tonterías y también, por qué no, discutir por lo mismo.
Bastantes de nosotros hemos tenido la suerte de estar acompañados durante el confinamiento, pero muchos, lo han pasado solos por diversas circunstancias y son esos los que más necesidad tienen de relacionarse con otras personas, hablar cara a cara y olvidarse del teléfono, de volver (aunque no totalmente) a esa rutina que tanto nos cansaba antes y que ahora echamos de menos.
Y ese es principalmente uno de los objetivos de nuestra Asociación, ayudar, acompañar y apoyar a los que se encuentran solos.
Por eso y, en respuesta a la pregunta que bastantes de vosotros me habéis hecho, os digo, que ahora tiene más sentido que nunca el que sigamos haciendo un esfuerzo para seguir adelante.
Será a principios del próximo mes de marzo cuando tengamos que ponernos en contacto con el propietario del local para tratar la renovación del contrato de alquiler, si él está dispuesto a continuar, nosotros veremos la forma de sondar vuestra opinión.
Adjunto a este boletín lleváis un archivo con la contabilidad del 2020, ya sabéis que no se puede celebrar la Asamblea General Anual.
Con esta información queremos que veáis que aún sin haber obtenido ingresos por el bar y el bingo desde mediados del mes de marzo, hemos podido cubrir gastos durante todo el resto del año y, que con el saldo que tenemos en el banco, si todos continuamos con nuestras cuotas, podemos aguantar el tirón hasta que todo se normalice.
Sé que después de todo este tiempo nos hemos acostumbrado a quedarnos en casa y si tenemos que salir a algún sitio nos da pereza e incluso miedo, pero de verdad os digo que anímicamente a todos nos vendrá bien podernos reunir, contarnos lo mal o regular que lo hemos pasado y retomar un poco de actividad.
Para despedirme voy a hacer mías unas palabras de Luis Pastor para deciros porqué quiero yo que Asema continúe: Porque sigamos riendo. Porque viva la amistad. Porque nos quiera el cariño y nos encuentre la paz. PORQUE NOS BUSQUEN LOS BESOS Y NOS QUIERAN LAS MIRADAS, QUE LOS BRAZOS NOS ABRACEN Y NOS SONRÍAN LAS CARAS. POR AQUELLO QUE NOS UNE Y POR LO QUE NOS SEPARA. Por todo esto y mucho más espero que nos podamos abrazar pronto.

 

                                                                                                                                                                                          Un cordial saludo.
                                                                                                                                                                                          Toñi Flores.
                                                                                                                                                                                          Secretaria.


Seguimos

Síguenos

faceboock